Pasaron tres años desde el último lanzamiento de The Broken Flowers Project y valió la pena la espera por el show que se mostró y la calidad de su nueva música

Una noche de electrónica y un gran show se prometía C3 Stage la noche de este viernes. Se trataba de una ocasión especial, pues el proyecto de Fernando Sandoval y César Gudiño (Sussie 4) presentaba su nuevo disco: 72/77, el segundo en la carrera de The Broken Flowers Project y que llevaron a un nuevo nivel de producción, de nuevo con colaboraciones de lujo y con un compromiso con la calidad como poco a poco hemos comenzado a ver más frecuentemente en la ciudad.

Uno de los ingredientes especiales, como acto de apertura, fue la presencia de Rosso de Plastilina Mosh para el warm up del show. Un acto con un humor muy ácido tanto en la música como en los visuales y la manera en que se desarrolló. La gente entró en buen ambiente con el show de Alejandro antes de que César y Fernando tomaran el escenario para presentarnos su nuevo material discográfico, que de por sí había levantado algo de expectativa.

Entre la iluminación y el humo, salieron los Broken a escena para comenzar a reventar el C3 Stage con un sonido impecable y un escenario dispuesto con excelente producción visual. El lugar había convocado a un buen número de personas ese día y, desde los primeros minutos, el show audiovisual acaparó la atención.

La noche fue especial para los The Broken Flowers Project, que aprovecharon para vender su vinilo de 72/77 (hermosa edición por cierto). Estuvo llena de invitados, desde el mismo Alejandro Rosso hasta músicos de excelentes propuestas locales como Suena Disco y Baltazar. Además de contar con la voz en varios temas de Andrés Romo de The Oaths por si fuera poco. La banda interpretó canciones como el sencillo “Lobo” de su trabajo más reciente y las ya conocidas “Vete”, “Something About You” y “Días Desiertos”. 

Fue una noche llena de electrónica que puso a bailar a todos. Una noche de producción perfecta y audio a la altura. No sé si se podría considerar a The Broken Flowers Project aún como proyecto emergente pero me queda claro que la madurez de la propuesta y la calidad de la producción muestra un gran avance que sin duda es en beneficio para el desarrollo de la música local y la manera en que se proyecta hacia el exterior.

Txt: Aldher Ruelas // @mamasan
Img: Ivonne Meléndez // @IvonneLeslie

Comentarios

Comentario