A pesar de que los cánones marquen líneas claras sobre e género, Angra resscribió las reglas en su presentación en el C3 Stage

Angra ya había estado por esta ciudad hace poco menos de 2 años como uno de los actos del Force Fest en el Parque Agua Azul. La banda inició energética con “Nothing To Say” del ya clásico Holy Land para encender a la gente. Continuó con “Travelers of Time” de último disco, Ømni, y “Angels and Demons”, para que después viniera Fabio Leone (ex-Rhapsody) a dar la bienvenida a la noche de metal que tendríamos por delante.

El audio era bueno y había tenido los ajustes necesarios para hacer lucir a los músicos, todos y cada uno más que maestros de la ejecución de su instrumento. Eso se pudo comprobar cuando interpretaron “Newborn Me”, seguida de “Time y Light of Transcendence”, piezas donde Marcelo Barbosa (si, quien reemplazó a Kiko Loureiro) hizo gala de su habilidad en los solos que los hacía ver muy sencillos con su actitud desenfadada.

El único miembro original que queda, Rafael Bittencourt, fue el complemento de virtuosismo en la guitarra de los originarios de Río de Janeiro. Sin duda el líder, pero que sabe mantenerse atrás para que Felipe Andreoli, al bajo, luzca con su presencia y precisión en temas como “Running Alone” e “Insania”Fabio demostró un manejo interpretativo en el escenario sin fallar una sola nota y su actitud de frontman. Me hizo pensar en una suerte de Mick Jagger pero del metal. Gran voz y carisma.

El show de Angra en Guadalajara se antojaba para que no fuera una presentación corta; los músicos se sintieron bien recibidos y prácticamente no pararon entra cada tema. El más joven de la banda (de unos veintitantos años), el baterista Bruno Valverde, hizo gala -más- de su habilidad en la batería con un espacio para un solo impresionante que dio paso a la segunda parte del show donde se interpretaron canciones como “Zito”, “Ego Painted Gray” y “Lisbon” que siguieron con la cuesta de emociones cada vez más hacia arriba con el público.

El encore permitió que Rafael tocara “Lullaby For Lucifer” solo con la guitarra y diera un discurso sobre lo importante de los miembros pasados de Angra y presentando a los actuales en un casi perfecto español. Gran momento de la noche para terminar un show de más de dos horas con “Carry On” y “Nova Era” con todo el público volcado sobre la banda y, como la noche ya rebosaba de camaradería metalera, Fabio invitó a gente de su staff para, en combinación con la banda, hacer un cover a “Walk”. ¡Sí, la de Pantera!, poniendo una gran cereza al pastel.

Nada ni nadie puede anticipar lo que sucederá en un concierto de power metal. Pocas bandas de la escena se desmarcan de la misma como Angra. Sí son powermetaleros, pero no. También lo mezclan con rock progresivo de diversas épocas en sus composiciones, otras canciones más heavy metal. En fin, la banda parece estar presente en todos los géneros y en todos lados con la belleza y complejidad de su música. Si no, pregunten a cualquiera de los que asistimos.

Img: Noé Blanco // @NoeBlancoPhoto
Txt: Aldher Ruelas // @mamasan

Comentarios

Comentario