El calor no impidió que Pau Donés festejara sus 50 años con 50 Palos; Jarabe de Palo dio un concierto memorable para fans y algunos espontáneos

El calor en la ciudad es insoportable a ratos. El sol ya tenía más de una hora oculto pero el sold out de Jarabe de Palo en el C3 Stage nos hacía pensar en una noche muy calurosa pero también emotiva. Maria Centeno & Lito de la Isla fueron los encargados de recibir a los invitados a la fiesta de cumpleaños de Pau Donés. Una fiesta que ha llevado a cabo desde hace un año, cuando lanzó su 50 Palos.

Los escenarios tapatíos no son extraños para Jarabe de Palo, quienes esta vez se decidieron por un sonido más acústico. Entre un cello, trompeta, piano, Pau utilizó un ukelele para comenzar en solitario mientras se iban agregando los músicos que lo acompañaban en esta ocasión.

Pasaron tres canciones y Pau se lanzó al público a hacer body surfing. En ese momento sonó el primer “gran éxito” de la noche: Depende con un guiño a “Piano Man” de Billy Joel en la base del piano. Es un tipo centrado, humano, vulnerable, pero sobre todo muy entregado. “Guadalajara siempre está en mi corazón. Después de una enfermedad aquí estamos y vamos a volver” y en Guadalajara los esperaremos con los brazos abiertos.

Fluían la cerveza, el sudor y el ánimo de la gente en el C3 Stage

Muchos rostros se veían derrotados de entre la masa ardientes. Sin embargo, la alegría de la gente nunca bajó por más hacinados que nos encontrábamos era imposible no bailar y cantar. La energía de la banda fue recibida y regresada con creces por la audiencia. Así como las 30 botellas de agua que volaron de las manos de Pau Donés hasta las de algunos fans. “No son para tomar, son para mojarnos”. Contaron hasta 3 y comenzaron una breve pero refrescante lluvia.

Los visuales bien elegidos eran de los videos de la banda. Bailaoras, viajes en automóviles por las iluminadas calles de Las Vegas y un vinilo girando con ese dejo de nostalgia para los adultos contemporáneos.

Los arreglos en las canciones me parecieron exquisitos. Desde el son cubano hasta el tango; pasando por “Walk on the Wild Side” de Lou Red y “Señor Matanza” de Mano Negra; con las parejas abrazadas y besándose o el que grabó todo el show con su tablet del tamaño de una smart tv (en serio, no sé de dónde sacaba tanta fuerza y tenacidad en su brazo); los enamorados que se cantaban “Por un beso de la flaca…” viéndose a los ojos y los que prefirieron ver el Instagram de Jarabe de Palo mientras los tenían de frente.