El miembro fundador de Sneaker Pimps regresó al C3 Stage de Guadalajara con su proyecto conocido como IAMX

La luz del C3 Stage era tenue. Reflejos azules y morados iluminaban el escenario a la espera de Chris Corner y su proyecto IAMX. El ambiente era denso y el humo se entremezclaba con los instrumentos. En el público abundaban las indumentarias góticas, los treintañeros y los metaleros que decidieron quedarse después de Blackoustic.

Comenzó a sonar “Alive in New Light” y la gente estaba lista para caer en hipnosis provocada por la impresionante voz de Corner. Los visuales elaborados y la cadencia de este primer corte de su nuevo álbum adentró en automático al baile. Era imposible mantenerse estoico. Continuó con “I Come With Knives” y “Happiness”, que aparecieron en el soundtrack de la serie How to Get Away with Murder. Chris bien pudo ser parte del elenco con su derroche de histrionismo sobre el escenario.

Kat Von D no pudo acompañar a IAMX como estaba  anunciado pero eso no impidió que sonaran “Stalker” y “Stardust”. El público se entregó por completo a los sonidos envolventes traídos desde Londres y curtidos en Berlín durante los años de estadía de Chris Corner. A cada canción nos transportaba un ambiente industrial de finales de los 80 pero con un aire fresco y renovado.

Los visuales eran mesmerizantes. Chris permanecía al centro, apenas visible y en momentos escondido entre la espesura del humo. Dos tecladistas lo escoltaban como militares salidas de una película futurista de Luc Besson.

“Spit it Out” de su The Alternative concluyó con la primera parte del show para dar paso al encore. Siempre se agradece cuando los artistas regresan a complacer a su público sin importar la hora o el aforo. “Mercy” fue la encargada de cerrar la noche y la travesía por los casi 15 años de carrera post-Sneaker Pimps de IAMX.

Img: Noé Blanco // @NoeBlancoPhoto

Txt: Ernesto Padilla Chinas // @jepchinas