Durante ocho años, los tapatíos tuvimos que viajar para vivir la experiencia del Corona Capital. Está vez, el festival vino a nosotros

La primera edición del Festival Corona Capital Guadalajara quedará marcada por la presentación de The Killers. Sin embargo, a lo largo de la calurosa tarde de este sábado disfrutamos de muchos actos que fueron poniendo su granito de arena para completar esta fiesta musical.

Frank Turner, acompañado simplemente por su guitarra acústica, fue el primero en sonar en este Corona Capital. Con todo y las quejas por el horario que se le dio al británico, Frank  estuvo bien acompañado en su show 2,151. Darwin Deez hizo los honores en el otro escenario y debutó en tierras mexicanas con su indie rock y divertidas coreografías.

Además de estrenar festival en la ciudad, los asistentes también inauguraron el Foro Alterno. Sin embargo, el nuevo venue no fue un gran acierto por parte de la organización. Escasos espacios con sombra para que las personas se protegieran de los rayos del sol, mucho polvo y la ausencia de espacios verdes naturales fueron las pruebas que la gente tuvo que superar para seguir bailando y cantando con Penguin Prison en su formato de full band y el DJ set de Poolside.

Otra agrupación que tuvo su primer show en nuestro país en el Corona Capital Guadalajara fue TennisAlaina Moore logró cautivarnos con su dulce voz y los temas de su más reciente producción We Can Die Happy. El ambiente festivalero terminó de tomar forma con la explosiva dupla compuesta por Matt And Kim. Los globos, pelotas gigantes, bolsitas de agua para refrescar y papeles de colores de esta pareja convirtieron al Foro Alterno en una verdadera fiesta.

El oasis en medio del desierto

La carpa de música electrónica fue como un oasis. Además de seguir la fiesta bailando con Jarami, Anna Lunde y Snakehips, te podías refugiar del fuerte calor. Para los amantes de la comida, la zona gourmet y los foodtrucks fueron otros paraísos. Deliciosos tacos, dogos, hamburguesas, pizzas y piernas gigantes de pavo fueron los encargados de saciar el hambre del público.

Luego de dejarlo todo en la pista de baile que armó GusGus, llegó el turno del legendario David Byrne. El ex-Talking Heads voló la cabeza de sus seguidores con un performance que combinó la música con la danza. Casi una decena de músicos uniformados con trajes grises y descalzos lo acompañaron y bailaron de un lado a otro con sus instrumentos colgados con arneses, ya que fue un show completamente wireless (o sea, sin ningún cable sobre el escenario). Fue uno de los espectáculos que se llevó la tarde. A parte de tocar temas de su nuevo disco, American Utopia, también nos complació con clásicos como “This Must Be The Place”, “Once In A Lifetime” y “Burning Down The House”.

Lamentablemente la suerte no estuvo del lado de Cut Copy. Los australianos tuvieron dificultades técnicas durante su actuación. Perdieron el sonido en más de una ocasión y abandonaron el escenario por unos minutos. Sin embargo, como grandes profesionales, regresaron para finalizar su presentación y no dejar mayores deudas con sus fans.

El show continuó en el otro escenario con Alanis Morissette. La canadiense saltó llena de energía y corriendo de un lado a otro luciendo su nuevo look. A sus 43 años de edad, la emblemática cantante de los 90 nos llenó de nostalgia con temas icónicos de aquella década. Cantamos hasta rompernos la garganta con “Ironic”, “You Oughta Know” y “Thank U”, la cual fue dedicada al público.

Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas

Lo más esperado del Corona Capital había llegado. The Killers iniciaron su concierto en medio de una lluvia de papelitos al ritmo de “The Man”. Brandon FlowersRonnie Vannucci Jr. y compañía dieron un recorrido a lo largo de toda su discografía, desde “Somebody Told Me” del Hot Fuss, hasta “Miss Atomic Bomb” del Battle Born, sin olvidar “Spaceman” del Day & Age. 

El show de The Killers estuvo lleno de emociones. Uno de los grandes momentos fue cuando invitaron al escenario a un fanático para que tocara la batería con ellos en “For Reasons Unknown”. Y ya en la parte final, justo antes de despedirse con “Mr. Brightside”, el frontman de la banda hizo notar a una pareja de recién casados que se encontraba en primera fila. Con vestido de novia y traje, era como una boda en Las Vegas y Brandon una especie de Elvis Presley.

Después de vivir esta experiencia por primera vez en nuestra ciudad, podemos decir con todas sus letras: ¡Bienvenido a Guadalajara, Corona Capital! Deseamos que sea la primera de muchas ediciones. Esperamos que el festival crezca así como lo ha hecho su versión original en la Ciudad de México.


Img: Arturo Álvarez // @coneado & Analy Jiménez  //@analyjm

Txt: Daniel Rincón // @LamesadelRincon