Gibson Brands Inc. se encuentra en una difícil situación financiera que podría llevar a su cierre

La icónica marca de guitarras Gibson podría estar en bancarrota. La compañía tiene que hacer frente al pago de una deuda total de 375 millones de dólares. El 23 de julio es la fecha que tiene para abonar el primer plazo. De lo contrario, tendrá una penalización de otros 145 millones.

Según informó el Nashville Post , “la situación que enfrenta el fabricante de instrumentos de música que tiene ingresos anuales de más de mil millones de dólares está lejos de ser normal”.

Sin embargo, Gibson tiene algunas opciones. Para empezar, podría renegociar los bonos, lo que sería muy caro. También, que el CEO y propietario Henry Juszkiewicz ceda parte de su patrimonio para cubrir las deudas. Finalmente, la tercera alternativa es iniciar el proceso de quiebra.

Todo apunta a que los problemas de Gibson proceden principalmente del sector electrónico, cuyas ventas han caído en los últimos años.

Comentarios

Comentario