Canciones pulcras y delicadas como el sonido de una noche tranquila, así fue el primer concierto de Cigarettes After Sex en Guadalajara

Un día antes del show se confirmó lo que se veía venir desde el principio. Los boletos para ver a Cigarettes After Sex por primera vez en Guadalajara estaban agotados. Aunque los sold outs cada vez son más frecuentes en la ciudad, aún es una sorpresa llegar a un venue y ver una larga fila que dobla la esquina.

En el interior del C3 Stage no cabía un alma más. Pobres de los últimos que llegaron porque, además de la distancia, debían lidiar con las decenas de teléfonos que intentaban grabar un video o tomar una fotografía.

La banda liderada por Greg Gonzalez salió al escenario sin necesidad de un acto telonero. ¿Por qué esperar para seducir los oídos de sus seguidores? Así que el cuarteto abrió con “Sweet” y continuó con “Each Time You Fall In Love” y “Young & Dumb”, todas de su primero y único disco de estudio publicado apenas el año pasado.

A partir de ese momento, Cigarettes After Sex dejó en claro cuál iba a ser la pauta de la noche. Canciones pulcras y delicadas, tal y como suenan en el álbum. Como el sonido de una noche tranquila aunque afuera, al cruzar la puerta, abrumara el caos cotidiano.

El público estaba dividido en dos tipos: las parejas que usaron los románticos versos de temas como “K” o “Sunsetz” para decir “cuánto me dolería perderte”; y los solitarios embriagados por el desamor interno, por el desencanto personal al que le canta Cigarettes After Sex.

Te invitamos a ver la entrevista que tuvimos con la banda previa a su concierto

Los aspectos visuales fueron simples pero suficientes para complementar esa sensación taciturna. Imágenes de películas en blanco y negro y ya. Hasta la batería era minimalista, compuesta solo por un platillo, tarola, bombo y pandero. Por parte de los músicos, elegancia y seriedad que, en momentos, fue vencida por pequeñas sonrisas ante los gritos que cortaban de tajo el estado anestésico.

Luego de una hora e interpretar su disco homónimo casi en su totalidad, Cigarettes After Sex se despidió tocando “Please Don’t Cry” y “Dreaming Of You”, dejando al público lleno de melancolía.

Txt: Daniel Rincón // @LamesadelRincon
Img: Arturo Álvarez // @coneado