Circuito Indio llegó a su última semana en Guadalajara. El C3 Stage recibió a Johnny Nasty Boots desde Ciudad de México y a los locales Disidente

Para la buena fortuna de los capitalinos, Disidente se valió de la localía para abarrotar el lugar. Aunque la respuesta de los tapatíos fue un poco lenta, Johnny Nasty Boots se los echó a la bolsa con su rock stoner y psicodélico. Cerrando su año de giras nos entregaron canciones como “Jump and Shout”, de se primer EP homónimo, hasta su nuevo single, “We’re going doing”, con video recién desempacado.

Con una configuración de power trío y notables influencias que van desde Jimmy Hendrix hasta Wolfmother, el sonido robusto y progresivo de esta banda es un viaje por las mejores épocas del hard rock setentero. Definitivamente y, a opinión muy personal, de lo mejor que vi en el Circuito Indio.

El momento de los locales llegó y se dejó sentir su lugar en la escena tapatía con un sold out. Para opinión de muchos el foro les quedó muy chico. Con su último EP Universo I bajo el brazo, Disidente se dispuso a llevar a los asistentes en una travesía por sus ya casi 20 años de carrera. Desde los intentos de mosh pit con “Sobre mi Tumba” hasta los coros a todo pulmón de los asistentes en “Ayer”, la energía que nos regalaron Alejandro, Gustavo, Pedro y Hugo sin duda puso la cereza del pastel a un gran año para ellos.

Disidente prometió a sus fans tapatíos estar tocando muy pronto de nuevo en la ciudad. Definitivamente hace falta una nueva producción de larga duración, pues su Escandinavia estará cumpliendo 4 años el próximo año.

Un gran acierto por parte de Circuito Indio apoyar la reactivación de bandas, la presentación de nuevas propuestas y la inclusión de agrupaciones consagradas. Un par de conciertos más para terminar el Circuito Indio de este año y a comenzar un nuevo ciclo. 

Txt: Ernesto Padilla Chinas // @jepchinas
Img: Daniel Rincón // @LamesadelRincon