Con 18 años de carrera y celebrando 15 años de su disco debut, Simple Plan regresó a Guadalajara con su No Pads, No Helmets… Just Balls al escenario del Teatro Estudio Cavaret.

Para acompañar a Pierre, Jeff, Sébastien, David y Chuck de Simple Plan; Travis Clark, vocalista y guitarrista de We The Kings fue el encargado de abrir la noche con canciones como “Sad Song“ o los covers “Fix You”, de Coldplay, y hasta “Despacito” de Luis Fonsi que puso al Cavaret a bailar y cantar con estas versiones acústicas.


En punto de las 9 p. m. Simple Plan saltó al escenario y no nos hicieron esperar “I’d Do Anything”, primera canción de su disco No Pads (…) nos invitó a regresar 15 años en el pasado y disfrutar de su característico pop punk. Los gritos de las asistentes eran en verdad ensordecedores. Para “You Don’t Mean Anything” Pierre Bouvier pidió a los asistentes inhalar profundamente y lanzar un grito desde el fondo de los pulmones. –Muchas muchas gracias, ¿Cómo están esta noche? 15 años ya- con un perfecto español, sí, muy acentuado pero muy fluido denotaba lo mucho que quiere a sus fans latinoamericanos.

“I’m Just a kid”, “Meet You There” y siguieron en orden las canciones de su primera placa discográfica. –Veo muchos jóvenes, cuando salió este disco ustedes eran unos niños. Las imagino diciéndole a sus mamás “Llévame a ver a Simple Plan”, “No”. Y esta noche ustedes pudieron decir “Hoy VOY a ver a Simple Plan”- y los gritos no se dejaron esperar.


Pasaron todos los temas del álbum incluyendo el bonus track “Grow Up”, el cual apareció en la versión japonesa y australiana en su lanzamiento original y después en el relanzamiento. Se despidieron, después de 13 canciones, con el disco de principio a fin, para regresar con “Shut Up” y “Jump” del Still Not Getting Any. Los ánimos de los tapatíos, en especial de las mujeres, estaban a tope. Los montrealeses saben su trabajo y cómo llevarse al público a la bolsa. Aprovecharon este encore más largo de lo habitual para hacer un breve repaso por toda su discografía incluyendo get Your Heart On! y Taking One for the Team.

20 Canciones y una hora 45 minutos fueron suficientes para cargar de energía al público y llevarlos a su adolescencia, un viaje directo a la prepa y el inicio de un nuevo milenio; al happy punk y el sonido que definió las nuevas generaciones que ahora ya cuentan con tres décadas. A su vez lograron conectar con los nuevos fans, con los adolescentes de la nueva generación, con problemas tan similares y necesidades como los de hace 15 años.

Img: Ivonne Meléndez // @IvonneLeslie
Txt: Ernesto Padilla Chinas // @jepchinas