Con todo e invitado sorpresa, Little Jesus tuvo una noche mágica en el C3 Stage junto a todos sus fans tapatíos

En este mundo hay dos tipos de magias: la que se relaciona con sombreros de copa, conejos y naipes, y la que ocurre durante un concierto. Sin embargo, la primera es sólo una ilusión pero la segunda es real y sucedió la noche del viernes durante la presentación de Little Jesus en el escenario del C3 Stage.

Si bien los originarios de la Ciudad de México han tocado en distintos festivales de nuestra ciudad, jamás lo habían hecho en un show exclusivo y completo de ellos. Este primer encuentro de Santi, Truco, Chimo, Charles y Poni con sus fans le dio un toque especial a la noche. O como dijo el mismo Santi, “una noche mágica”.


Y es que todos, sin excepción, corearon y bailaron cada uno de los temas que presentó Little Jesus. Tanto “Truco”, “Químicos” y otras de su álbum debut junto a las de Río Salvaje, su segundo material, como “Mala Onda”, “Nuevo México” y “Golden Choice”, todas las canciones que sonaron fueron más que bien recibidas.

Era tanta la emoción de los integrantes del grupo por la respuesta de la gente, que Santi preguntó “¿Cuál quieren?” y sugirió, entre risas, “Toxicity”. Por su cuenta, Poni no se cansó de repetir que lucían preciosos a todos los asistentes, sin olvidarse, claramente, de gritar un “¡Arriba las Chivas!” que fue aplaudido por cortesía, más que por afición hacia el Rebaño.

Llegando a la recta final del show, Santi invitó a Fer de la Huerta, guitarrista de Porter, para imprimirle más energía a la, de por sí, ya estridente “Azul”. Fue en el clímax de este tema cuando el vocalista del grupo se bajó del escenario para pararse sobre la valla de seguridad y aventarse sobre la gente que no paraba de aplaudir.


Ya de regreso en el escenario, Santi comenzó a cantar los primeros versos del más reciente éxito que ha convertido la banda. Las palabras “Úsame cuando tu estado de ánimo no esté muy bien” hicieron que todos sacaran sus teléfonos para grabar “TQM”, track que originalmente Little Jesus grabó con las cantantes Ximena Sariñana y Elsa y Elmar.

Precisamente esta fue la canción que mejor definió la esencia del concierto (y de Little Jesus en general). Toda la suavidad que caracteriza a una balada, que de pronto rosa con lo pop, mezclada guitarrazos electrizantes y hasta momentos un poco experimentales.

Txt & Img: Daniel Rincón // @LamesadelRincon