“La tristeza siempre es una fuente inagotable de inspiración. Los artistas al parecer cuando están tristes es cuando hacen más cosas”, Russian Red

De su disco debut, publicado en 2008 con el nombre de I Love Your Glasses, a Karaoke, el disco con versiones a bandas como Queen, The Pretenders y Culture Club, entre otros, editado este mismo año, se ha notado un cambio sustancial en el trabajo musical de Lourdes Hernández, mejor conocida como Russian Red.

La cantante y compositora Lourdes Hernández ha pasado de un sonido un tanto oscuro, como el color del labial que le dio nombre a este proyecto, a un rojo más brilloso. Aunque, claro, siempre influenciada por la tristeza, soledad y vacío que ella misma define como su fuente inagotable de inspiración.

Con el estreno de su cuarta producción discográfica, la también actriz española, quien radicada actualmente en Los Ángeles, se presentará por primera vez en Guadalajara, este sábado 4 de noviembre en el Teatro Diana. A propósito de este concierto, conversamos con Lourdes sobre su debut en esta ciudad, la creación de su nuevo disco y, por supuesto, sobre su color de labial favorito.

¿Cómo te sientes ante la situación de tocar en una ciudad nueva para ti, donde nunca has actuado antes? ¿Cómo te preparas?

No sé si hay una preparación como tal pero hay muchas ganas de llegar a Guadalajara en esta gira, los miembros de la banda y yo estamos bastante emocionados por descubrir la ciudad, conocer otra gente y dar un concierto ahí.

¿Armas un set especial que incluya más temas de antaño? Sabemos que vienes con la promoción de Karaoke pero nunca te ha visto el público de aquí.

El concierto es un recorrido por mis discos anteriores. Se visibiliza la participación de Karaoke pero es un set muy completo. Será un show distinto y especial porque es un poco de un corte teatral, con temas instrumentales. Una artista local (Guadalajara), Alejandra García, está trabajando conmigo para hacer el diseño del escenario así que también eso será diferente.

¿Cómo surge la idea de hacer un álbum con canciones de otras personas?

Yo tenía muchas ganas de hacer este, digamos, experimento porque yo empecé a cantar pequeña y lo que quería era aprender las canciones de otros que me gustaban para poder cantarlas. Esto es como un homenaje a ese primer acercamiento con la música y también porque soy muy fan del karaoke. Entonces es un poco la idea del disco, es más personal de  lo que uno pudiera pensar.

¿Cuánto tiempo duró el proceso creativo de Karaoke? ¿Es diferente considerando que las letras de las canciones ya estaban ahí o es incluso más difícil?

La verdad es que yo he sido muy libre con este disco y me he tomado mucho tiempo. Quise hacerlo como artístico. El disco realmente me llevó como dos años terminarlo pero fue porque lo integré a mi estilo de vida, sin tener la prisa. Lo hice bien, a mi ritmo y estoy muy contenta del resultado.

Hay canciones de Queen, de The Pretenders, Culture Club…  muchas son de los años 80, ¿cómo fue que las escogiste o cuáles fueron los factores que influyeron en la selección de los temas?

Bueno, en verdad son las canciones que canto en el karaoke entonces la elección fue más fácil. Algunas son como muy mis favoritas, otras encajaban con el “byte” del disco y decidí meterlas.

¿Realmente eres una fan del karaoke? ¿Vas muy seguido?

La verdad que no lo hacía tanto cuando vivía en España, había ido en contadas ocasiones pero era una cosa de disfrutar, de realmente hacer el plan. Desde que me mudé a Los Ángeles empecé a ir más y comencé a reconocer cosas en los karaokes.

Quisiéramos viajar un poco al pasado. En tu primer álbum escuchamos temas muy, no sé si tacharlos de nostálgicos, incluso de tristes. ¿Seguirás por esa línea en algún disco posterior o eso reflejaba simplemente un momento de tu vida?

Yo creo que en general esa es la línea de mi inspiración. Creo que en gran medida el arte o el ser artista tiene que ver con la necesidad de llenar un vacío y en ese sentido los seres humanos conectamos con esa necesidad. La vida es una incertidumbre. En ese sentido esa soledad, ese vacío, esa tristeza siempre son una fuente inagotable de inspiración. Los artistas al parecer cuando están tristes es cuando hacen más cosas. No todos, evidentemente, pero sí hay un punto en la oscuridad o en la tristeza que hacen que la obra sea más completa. Hablo del arte en general no de mis canciones.

¿Cuál es tu estado de ánimo favorito o cuál disfrutas más?

La verdad es que disfruto bastante la nostalgia pero desde un punto como positivo. Es decir, si todo está bien y no me ha pasado nada malo, no hay ninguna desgracia o algo que te ponga demasiado de malas o triste pero estás en un sitio donde empiezas a sentir nostalgia, es un sentimiento bonito. Si estás viajando, por ejemplo, o empiezas a escuchar una canción y de repente te remueve algunos recuerdos, hay algo bello en eso.

¿El Russian Red sigue siendo tu labial favorito o después de estos años has encontrado uno que te guste más?

Ese fue el primero en mi vida que me compré, que fue el que de alguna manera dio nombre a la banda. Después me han regalado pintalabios Russian Red toda mi vida y no he tenido problema en tener que comprar otro. Lo sigo usando porque lo tengo, porque me lo han regalado pero realmente el Russian Red es un rojo como más oscuro y me gusta más el rojo un poquito más brillante.

Russian Red
Teatro Diana 04 de noviembre 2017 21:00 horas
Invitada: Leiden

Boletos a la venta en taquillas de Teatro Diana y sistema Ticketmaster.
Rojo: $700
Azul: $600
Verde: $500
Naranja: $400
Violeta: $300
1 Palcos: $650
2 Palcos: $450
3 Palcos: $250