Desde Hysteria hasta Rock Star, estas son algunas de nuestras películas favoritas basadas en historias reales del mundo del rock

Cientos de guitarrazos, historias inspiradoras de bandas que terminaron en los más grandes escenarios y vidas de rockeros llenas de excesos han sido llevadas a la pantalla grande a lo largo de la historia del cine. Basadas en hechos reales del mundo de la música, sin cruzar la línea de los documentales y aderezados con una dosis exacta de dramatismo, muy pocas pocas películas logran transmitir la esencia verdadera del rock n’ roll. Estas son algunas de nuestras favoritas. ¿Cuáles son las tuyas?

Hysteria – The Def Leppard Story

Esta biopic retrata los graves problemas que acompañaron a Def Leppard desde sus humildes inicios hasta la fama y la fortuna. Pasando del exceso y la egolatría, a los problemas de alcoholismo de Steve Clark y el accidente automovilístico que sufrió el baterista de la agrupación, Rick Allen, en el que perdió su brazo izquierdo y aún así continuar su carrera musical.

Es perfecta para prepararte antes del concierto que ofrecerán este 5 de octubre en el Auditorio Telmex.

Rock Star

Esta comedia dramática dirigida por Stephen Herek relata la historia de “Izzy”, el cantante de una banda tributo a su banda de heavy metal favorita Steel Dragon y cómo cumple su sueño al convertirse en el vocalista de ésta. ¿Te suena familiar? En realidad, esta película está inspirada en la vida de Tim Owens, quien reemplazó a Rob Halford cuando éste abandonó el micrófono en Judas Priest.  

The Runaways

Se trata de la historia de la banda de punk formada sólo por chicas más conocida de todos los tiempos. Con las actrices Dakota Fanning y Kristen Stewart interpretando a Cherie Currie y Joan Jett, respectivamente, es una gran oportunidad de conocer a The Runaways desde su origen hasta su desenlace.

Control

El director Anton Corbijn nos transportó a los años setenta para conocer el nacimiento y la fugaz historia de Joy Division, junto a la decadencia de su icónico cantante Ian Curtis que lo llevó al suicidio. Sin embargo, a pesar de su éxito, la cinta ha sido criticada al estar subjetivamente basada en las memorias de Deborah Curtis, esposa y viuda del líder del grupo británico.

I’m Not There

Para los fans del legendario cantante y compositor estadounidense Bob Dylan, recomendamos esta biopic escrita y dirigida por Todd Haynes. En esta película nominada al Óscar y al BAFTA, seis actores son los que encarnan al más reciente Premio Nobel de Literatura en sus enigmáticos personajes, de los cuales destaca Jude Quinn, interpretado por la australiana Cate Blanchett.