Txt: Aldher Ruelas // @mamasan
Img: Ivonne Meléndez // @IvonneLeslie

Jumbo en sábado parecía más que perfecto para una noche calurosa en la ciudad; qué mejor manera de volver a ver a estos regios quienes no pisaban tierras tapatías desde hace ya un rato. El show dio comienzo con los teloneros, Habitantes, banda local de sonido indie pero muy potente en vivo. Fue un show algo corto pero energético. No hay que perderlos de vista en próximas presentaciones pues traen propuesta interesante.


Jumbo salió a escena casi a las 11 de la noche, para ese momento el Foro Independencia apenas se podía decir que estaba a la mitad de su capacidad lo cual me pareció una señal alarmante de lo que se espera para los subsecuentes eventos del Circuito Indio.

A pesar de la débil entrada en el recinto, Jumbo salieron a escena como si estuvieran frente a miles de personas e iniciaron con un doblete de su disco debut “Restaurant“ de aquel lejano 1999. Abrieron con Alienados para Siempre y Monotransistor para encender al público, entre el que se encontraban algunas celebridades locales como Elis Paprika.


La banda continuó con otra clásica de sus repertorio En Repetición para pasar a una canción de su más reciente disco “Alfa Beta Grey” de 2014, El Fin del Mundo. Los regios se veían felices, pues como ellos mismos dijeron, Guanatos siempre los trata muy bien, por lo cual continuaron con otra de las favoritas Cada Vez Que Me Voy de su “D.D. y Ponle Play”, disco del 2001.

La banda regresó a interpretar otra de su más reciente material, tocó el turno del sencillo Estrellas, para posteriormente continuar con el cover que hicieron al grupo Intocable en aquel tributo, Enséñame a Olvidar, una de las que más coreamos todos los presentes, sin duda –juro que hasta vi a algunos llorar-.


La segunda mitad del show creció en emotividad para todos, tocaron canciones emblemáticas para la audiencia como Después y Fotografía, que inició con las luces del foro apagadas y una emotiva iluminación hecha entre luces de encendedores y celulares. Para no bajar el mood continuaron con Sin Respuesta y la ligaron con Cámara Lenta, otra de las favoritas de la gente a lo largo de los años y que se ha vuelto imprescindible en sus presentaciones.

Para casi terminar el show de esa noche y con el ánimo encendido, Jumbo tocó Hoy y Rockstar, para preparar el camino hacia los clásicos Siento que, que volcó a la gente cantando cada sílaba de la letra, seguida de la potente Aquí y una que casi nunca tocan en vivo: Superactriz, enorme y catártica canción.


Al parecer era todo, sin embargo, la gente no dejaba de pedir que regresaran y así fue, regresaron a tocar ese cover clásico que hicieron a José José: Lo Dudo, otro gran momento de la noche, solo para que hubiera un segundo encore y hacer que de nuevo subiera la banda al escenario e interpretara Dilata, una que jamás había escuchado en vivo.

Curiosamente los conciertos de Jumbo jamás suenan a nostalgia, jamás suenan a recuerdo, sus canciones son muy atemporales y su interpretación muy fresca, cada vez que estos regios “se van” un rato en realidad nunca lo hacen.

Como parte del Circuito Indio este sábado se presentó Jumbo en el Foro Independencia en Guadalajara, una gira bastante peculiar y ecléctica que trae lo mejor de los exponentes nacionales con cierto reconocimiento e impulsando bandas emergentes locales.