Txt: Aldher Ruelas // @mamasan
Img: Arturo Álvarez // @coneado

Después de muchos años -donde medio les perdí un poco la pista he de ser honesto- este viernes tuve la oportunidad de ver la presentación de su nuevo EP titulado “Universo I” en C3 Stage. Continuando con su línea de la independencia musical y sin seguir tendencias, la banda se ha mantenido fiel a su sonido furioso desde hace más de 12 años y su público manteniéndose fiel  atrayendo nuevos escuchas de generaciones más recientes ávidas de Rock’n Roll y medio hartas de la popularidad de los sonidos sintéticos que actualmente llenan todas las plataformas musicales.

La banda encargada de abrir el concierto, con un escenario demasiado oscuro para mi gusto, fue Ray Coyote; qué buena impresión me llevé. Una banda que suena muy duro y con gran propuesta, no solo se limitan a distorsionar sus instrumentos sino que además tienen excelentes rítmicas y melodías complejas, es difícil catalogarlos, pero sonaban como The Mars Volta meets los noventa, así de plano. Ampliamente recomendada y que de seguro dará mucho de qué hablar en los próximos años. Yo me fui a la mesa de merch a comprarles disco y playera porque #fan en automático.

Después de las 8:30 de la noche apareció en el escenario -aún muy oscuro para mi gusto, pero yo ya estoy mayor- Disidente, la banda que todos esperaban, abrieron con el inicio de Baba O’Riley de The Who, como intro, un buen detalle, que ya vienen haciendo desde hace algunas presentaciones, para la gente que había casi llenado el C3 para ver la presentación de su nuevo EP, placa producida por Maurizio Terracina (ex Zurdok, ex LeBaron).

La gente los recibió eufóricos a la entrada con el tema Universo, que le da nombre a su EP. Había gente de todas las edades, padres acompañados de sus hijos a quienes les habían transmitido el fanatismo por la banda. Las canciones llenas de poder no dejaban de ser coreadas, desde -sí, aunque no lo crean- los sencillos del material recién estrenado hasta los clásicos como Atari o Soy Feliz. La banda también visitó temas de su EP “Lobo” del 2009, el tema que eligieron fue Soy Un Lobo; además tocaron algunos temas del “Judas” su segundo disco; canciones como “Ayer”, una tranquila después de que Alex, el vocal, se abrió la cabeza -de alguna manera, con algo, sabe- debido a la euforia y la emoción que la gente transmitía.

Yo estaba muy atrás en el lugar, pero podía apreciar todo el tiempo las manos de las personas agitando y respondiendo a la banda a cada minuto, me hizo recordar el punto cuando los comencé a escuchar y desde entonces hacían que la gente respondiera con la energía que se gestaba en el escenario. Un buen recordatorio de que en Guadalajara también se hace música con guitarras y de calidad que invita a  gente ávida de euforia y actitud contestataria que solo el rock honesto puede transmitir.


El show se extendió por dos horas aproximadamente y la gente no dejó de cantar prácticamente ninguna canción, aunque faltaron algunos clásicos, no se extrañaron mucho porque al parecer todos entendían que la noche era especial, una noche de reencuentro y de rarezas, para cachar a Alex volando desde el escenario o subir chavitos a cantar con la banda al mismo, más que esperar un clásico, buscar que ese concierto fuera de los que dice uno: “Que chingón concierto”.

Esa noche Disidente nos recordó que no solo se trata de hacer música sobreproducida, ya no solo se trata de hacer discos que parecen una sola canción de 40 minutos con sonidos lleno de reverb y voces lánguidas con toda la pretensión deliberada del mundo, no es tan fácil como eso; el rock siempre se trata de estar enojado y encabronado con el sistema: nada más contestatario que una batería vertiginosa, una guitarra distorsionada y una voz que entregue melodías furiosas; Disidente lo sabía hace 17 años y lo sabe ahora, es necesario gritarle a la gente que lo que sienten en la actualidad debe ser encarado con la fuerza de un montón de voces al unísono, un montón de guitarras saturadas y la mayor pasión posible. Si todo eso no te hace vibrar y no te hace enfrentar al sistema, estás siendo parte del status quo conformista.

“Mantente firme, defiende lo que crees” y ese fue finalmente el manifiesto de una noche de disidencia en épocas sin esperanza.

Comentarios

Comentario