La importancia de Queen en la historia del rock, específicamente en el auge de lo que conocemos como rock de estadio, es inapelable. Además, la voz de Freddie Mercury y su poder en el escenario se quedará en nuestras memorias por siempre. Es por eso que esta banda británica merece ser recordada con algo más de un simple tributo a los que estamos acostumbrados, y ese es Dios Salve a la Reina.

De entre los cientos de homenajes que existen en el mundo, ninguno ha llegado tan lejos como este que fue formado en 1998, en la ciudad de Rosario, Argentina. Lo que hacen Pablo Padín (Freddie Mercury), Francisco Calgaro (Brian May), Matias Albornoz (Roger Taylor) y Ezequiel Tibaldo (John Deacon) es todo un espectáculo musical y teatral de primer nivel.

Su parecido es tan sorprendente que Ray Johnson, el organizador del festival Cavern Rock de Buenos Aires, ha elogiado a Padín como «la copia idéntica a Freddie Mercury”, además de decir que “es el showman por naturaleza».

Los movimientos y las interpretaciones de Pablo Padín y compañía son cuidados fielmente a imagen y semejanza de los originales.

Ni hablar de los vestuarios, sonidos e instrumentos que utilizan durante los 120 minutos que dura el show.

El parecido físico de sus integrantes con los miembros originales de Queen distinguen a la banda por encima de cualquier otro tributo.

Dios Salve a la Reina ha recorrido tres continentes, incluyendo en sus giras numerosos destinos de Latinoamérica, Europa y Australia.

Si no has tenido la oportunidad de ver a la banda número uno tributo a Queen, lo podrás hacer este 27 de mayo en el Auditorio Telmex. Y si ya lo has disfrutado no es un pretexto, porque en esta ocasión Dios Salve a la Reina estará presentando un espectáculo renovado.

Te compartimos este live online para que sepas de lo que te estamos hablando.  

Comentarios

Comentario