Este mes decidimos hacer un conteo con cinco de las mejores noches en el Teatro Diana: menuda labor. Desde hace más de diez años aquí hemos presenciado una infinidad de conciertos que involucran al pop más exquisito, a la mejor versión del rock nacional, a amos de la guitarra, a giras del adiós y hasta bandas de culto. Por el Teatro Diana han pasado cientos de historias, y lo que las une a todas es la elegancia de un foro que, como pocos, goza de aceptación unánime. Helas aquí.

Post-Link-Conciertos

Bauhaus (2005)

A Peter Murphy se le vió estático, agotado, y a pesar de ello, el concierto de Bauhaus fue histórico. La mítica banda se presentó por vez primera en Guadalajara con un set que apenas rebasó la hora de duración. Aquella noche el guitarrista Daniel Ash le plantó un beso en la mejilla al vocalista de la banda. Desde luego tocaron la emblemática “Bela Lugosi’s Dead” así como su conocido cover a David Bowie, “Ziggy Stardust”. Entre lo más significativo fue el año en que se llevó a cabo el concierto. 2005 fue uno de los momentos cumbre en el resurgimiento del post-punk, y Bauhaus es indiscutiblemente el maestro de toda esa generación. No pudieron llegar en mejor momento.

Bauhaus_August_2006_UK

«Bauhaus August 2006 UK» by Pedro Figueidero – Flickr. Licensed under CC BY-SA 2.0 via Commons.

Café Tacvba (2014)

Desde su lanzamiento, Re se convirtió en un clásico del rock mexicano. 20 años después de su aparición, Café Tacvba emprendió, quizás, su gira más nostálgica hasta la fecha. Si bien, un par de años antes ya se habían embarcado en otra gira de aniversario (la de los 20 años como banda), en esta ocasión tocaron de principio a fin el material más representativo de su discografía. Desde la desconcertante “El Aparato” hasta la apenas perceptible “El Balcón”. Fueron dos noches consecutivas en las que ninguna canción se robó el espectáculo. Fue un todo, una de esas noches de locura que te cambian la vida, y en la que te sientes orgulloso por haber permanecido tanto tiempo entre la fanaticada de Café Tacvba.

15983562326_07ab3de22b_z

Foto: Cortesía Teatro Diana

Vampire Weekend (2009)

Traer a un banda en el momento adecuado requiere de habilidad. El Teatro Diana lo hizo con Vampire Weekend, cuando mejor les iba en su carrera. La banda de Nueva York realizó lo que pocos en Guadalajara: mientras que otros prefieren esperar la consolidación como grupo, Vampire Weekend ofreció un concierto en la ciudad con apenas un álbum publicado. La euforia por temas como “A-Punk” y “Oxford Comma”, y la expectativa provocada por su segundo disco (uno de los más esperados en lo que va del siglo), favoreció enormemente a este concierto, que además, contó con Black Kids como teloneros. Como curiosidades, fue en Guadalajara donde debutaron “Cousin” en vivo. Además, fue aquí que Chris Tomson, el baterista, compró su famosa playera de las Chivas.

Flickr_-_moses_namkung_-_Vampire_Weekend-5

«Flickr – moses namkung – Vampire Weekend-5» by MosesVampire Weekend-5. Licensed under CC BY 2.0 via Commons.

Porcupine Tree (2010)

Trajeron a esta banda de culto antes de su separación. Porcupine Tree llegó con  su última gira a la ciudad, con uno de los álbumes más ambiciosos de toda su carrera: The Incident. Estaba estrictamente ensayado que los primeros 55 minutos del concierto fueran dedicados al disco en cuestión, de principio a fin. La segunda parte del set fue un repaso fugaz de momentos como “Lazarus”, “Normal” y desde luego, “Trains”. La falla técnica que detuvo el concierto durante un cuarto de hora quedó simplemente para el anecdotario. Más memorable, por el contrario, fue escuchar la épica de once minutos “Time Flies”, ese momento cuando la música se convierte en todo lo que importa.

Porcupine_Tree_@_Poznan,_Poland_(11-28-2007)

«Porcupine Tree @ Poznan, Poland (11-28-2007)» by Grzegorz Chorushttp://www.flickr.com/photos/12382390@N02/2077443918/sizes/l/. Licensed under CC BY 2.0 via Commons.

Moby  (2009)

El setlist fue increíble, exhaustivo. Probablemente lo mejor de aquel concierto. Dos horas y media en las que incluyó temas de Wait for Me, entonces su último disco, hasta clásicos del tamaño de “Porcelain” y “Lift Me Up”. Si bien, un año antes, en 2008, Moby se presentó en el Festival Xtremo, pero no llegó al grado de intimidad que suele generar un foro como el Diana. En síntesis, la atmósfera fue más introspectiva, escuchamos a Moby totalmente en su zona de confort, sin mucho performance. El par de coristas seleccionadas fue uno de los grandes aciertos de la gira. Debido a su voz, las canciones de Led Zeppelin y Black Sabbath fueron pasajes importantes del concierto y no simples covers de una banda lejana.

shutterstock_134483030

Christian Bertrand / Shutterstock.com

*Goran Bregovic (2009)

Noche delirante en la que casi veinte músicos balcánicos hicieron del Diana un teatro sin butacas; nadie las necesitó. El maestro Bregovic, acompañado de acordeones, tubas y coristas marcó un antes y después entre los asistentes, quienes no sabían que se dirigían a una pista de baile. Extenuante y extremadamente divertido.

Zespol_Piesni_i_Tanca_Slask_i_Goran_Bregovic_006

«Zespol Piesni i Tanca Slask i Goran Bregovic 006» by Lilly MOwn work. Licensed under CC BY-SA 3.0 via Wikimedia Commons.

Comentarios

Comentario